UniParados

Pronto despediremos un año 2011 con alrededor de 1.000.000 de “UniParados”. Los estudiantes universitarios en paro se están convirtiendo en uno de los estratos olvidados en la sociedad española. Después de estar 6, 5, 4 ó 3 años invirtiendo en un futuro profesional español este lo único en lo que piensa es en abandonar el país. Lo cual no resulta del todo ilógico si, tras haberse formado en un campo, lo único que le ofrecen son trabajos en ámbitos que no concuerdan con su especialización o bien, debe conformarse con contratos temporales de becarios casi permanentes.

Siempre se ha dicho que los jóvenes son el futuro. Sin embargo, ¿quién apuesta por ellos? Las frustraciones están servidas. Y, si este país no reacciona a tiempo, el ciclo laboral español quebrará. Si los jóvenes de hoy no tienen un trabajo digno, las jubilaciones del mañana (que por estudios demográficos serán muchas) desaparecerán.

Entonces, es preciso plantear la duda de que: si los jóvenes son el futuro, ¿porque no se les tiene en cuenta para ese futuro? Quizá sea una de las cuestiones que debieran ser planteadas en los programas electorales de los partidos presentados a la acción teatral celebrada el 20-N.

Si no se toman medidas drásticas en el asunto España se convertirá en un país fantasma sin médic@s, ni ingenier@s, ni arquitect@s, ni enfermer@s, ni profesor@s,…

Deja un comentario