CIS, DATOS, De Política, De Votar

El subestimado voto de los jóvenes: ¿La llave contra el bipartidismo?

El programa del pasado domingo (1 de marzo de 2015) de El Objetivo de La Sexta puso el foco en algo que los medios suelen pasar por alto: la opinión de los votantes jóvenes. Lo cual puede llegar a explicar la sorpresa de algunos al ver las actuales encuestas de intención voto. Puesto que los jóvenes han sido uno de los sectores que más han inclinado la balanza y desequilibrado al bipartidismo. Muestra de ello son los datos que ofrecía El Españolisto -obtenidos de la pregunta 18 del CIS de enero 2015 sobre intención de voto por edad-, en los que se comprobaba que Podemos -el partido que más ha desestabilizado el bipartidismo- era el que más jóvenes aglutinaba.

Captura de pantalla 2015-03-02 a las 12.37.34

Atendiendo a las cifras, los españoles de entre 18 y 34 años suponen solo el 23% del censo -según el último disponible, el de las elecciones europeas 2014 – y la mayoría de los votantes de PP y PSOE son de edades altas, según el CIS. Estos son datos que explicarían la escasa relevancia que ambos partidos le dieron a las preocupaciones de la juventud en el Debate del Estado de la Nación. Lo cual, viendo los perfiles de edad de los votantes de ambos partidos, supone una estrategia lógica pero, si la juventud es el futuro, ¿qué pasará con PP y PSOE en el futuro? Teniendo en cuenta los datos de intención de voto y simpatía del CIS de enero 2015 por los que el 32,7% de los jóvenes de 18 a 24 años votaría a Podemos y el 18,8% no votaría, o los jóvenes de ahora se pasan a PP o PSOE cuando sean mayores o estos desaparecerán.

Recuerdo de voto por edad (CIS de Enero 2015)

Jóvenes exiliados con dificultades para votar

Otro factor que no favorecería el voto a los partidos que han estado en el gobierno -y aprobaron la ley del ‘voto rogado’- sería que realmente votaran todos los jóvenes, de dentro y fuera de España. Porque los jóvenes solo suponen el 23% del censo pero, ¿están todos los jóvenes españoles inscritos en el censo para votar? No, en parte, por los impedimentos que han tenido los emigrantes españoles para inscribirse en el censo para poder votar. Concretamente, “300.000 votos emigrantes se perdieron entre las elecciones generales de 2008 y las de 2011, lo que en la práctica supuso un incremento de la abstención hasta el 95% del censo en el extranjero”, según el colectivo Marea Granate.

La historia se repitió en las últimas elecciones, las elecciones europeas del 25 de mayo de 2014, en las que solo un 1,84% del censo de los residentes en el extranjero (CERA) llegó a votar. Entre las causas por las que los emigrantes dijeron no poder votar destaca que ‘las papeletas no llegaron a tiempo’ (51,6%). En otros casos lo que ocurrió fue que ‘no pudieron inscribirse a tiempo’ (20,6%), algo nada raro si se tiene en cuenta la falta de información que sufren los votantes en el extranjero con “censos que cierran sin previo aviso”, según denuncia Juventud Sin Futuro. Esta organización explica que, a pesar de que el censo electoral de residentes en el exterior no para de aumentar –más de un 45% desde el inicio de la crisis según datos del INE–, la desinformación para los 1,8 millones de electores emigrantes sobre cómo ejercer su derecho a voto es constante.

    

Este procedimiento de voto que tantas trabas está suponiendo como para que suponga 1,8 millones de abstenciones tiene su origen en la introducción del ‘voto rogado’ en la reforma de la Ley Electoral (LOREG) aprobada en diciembre de 2010. De tal manera que, según explica Marea Granate, si antes las Oficinas del Censo Electoral (OCE) enviaban directamente las papeletas desde España a cada ciudadano inscrito en los Consulados y este votaba sin mayores complicaciones; ahora, quienes emigran tienen que rogar su derecho a votar en cada convocatoria de elecciones. Una vez realizado dicho ‘ruego’, las OCE correspondientes envían al ciudadano las papeletas para que vote en urna en el consulado, o bien por correo.

Sin juventud no hay futuro

Viendo tanto los datos de desinterés de los jóvenes hacia PP y PSOE y las cifras de los que no pueden votar por la ley de voto rogado que estos mismos partidos aprobaron,  se empieza a entender que problemas como el exilio juvenil no aparezcan con la frecuencia que deberían en la agenda política y mediática. Sin embargo, no parecen darse cuenta de que la desatención a las demandas de la juventud española, tanto en la esfera política como en la mediática, en su mayoría, está teniendo y tendrá graves consecuencias. Ya no solo en los votos que puedan quitarle partidos nuevos como Podemos a PP y PSOE sino en la concienciación de que sin jóvenes que paguen las pensiones y aumenten la tasa de natalidad España no podrá avanzar.

Y es que, lo quieran o no, la juventud debe ser ya un tema de Estado. La población española está decreciendo y la emigración es el principal factor de pérdida de población. Sobre todo la emigración de españoles que, según datos del INE, a mediados de 2014, seis de cada diez personas que emigraron en los primeros seis meses del año eran nacidos en territorio nacional.

De lo mencionado sobre juventud en el Debate del Estado de la Nación me quedo con estas palabras que Alberto Garzón le dijo al presidente Mariano Rajoy: “Hoy soy afortunado porque sigo aquí y puedo decirle a la cara lo que millones de personas están deseando decirle también. Hoy puedo ser la voz de todos los que se tuvieron que marchar, y también de los que se han quedado pero no pueden construir sus vidas dignamente en este país. En el nuevo país que planteamos queremos darles una llave para que puedan volver a abrir la puerta de sus casas en España a los miles de jóvenes que usted, Señor Rajoy, mandó a emigrar. ¿Sabe usted por qué la gente se va a Alemania? No es por ningún elemento cultural. Es porque el bipartidismo arrancó nuestras industrias, y lo sustituyó por un desierto de ladrillos y cemento”.

One Commnet on “El subestimado voto de los jóvenes: ¿La llave contra el bipartidismo?

Deja un comentario