El increíble PSOE

el increíble psoe abstención Hernando Rajoy

El increíble PSOE, así se podría definir el partido socialista obrero español. Porque, si hay algo que explica su pérdida de votos es su pérdida de credibilidad. Una credibilidad que, según los datos del CIS, empezaron ya como consecuencia de las decisiones de la segunda legislatura de Zapatero. De ahí el tan proclamado argumento de que Zapatero en la segunda legislatura decepcionó. Y, de esa decepción, estos votos socialistas y este Podemos.

La caída del PSOE, como la del Titanic, solo se evitaría con un cambio de rumbo a tiempo

Increíble también es que el PSOE, tras tres elecciones sin gobernar, no haya entendido que la credibilidad es la clave de sus problemas. Ya que, por si fuera poco, después del descenso post Zapatero y la creación de Podemos, decidieron abstenerse y permitir un Gobierno de Rajoy contra el ‘bloqueo’. Un bloqueo consecuencia del voto de los españoles el 26J -nótese la ironía-, quienes en su mayoría votaron contra el presidente Rajoy.

Pero, tras este segundo round, el increíble PSOE volvió a sorprender: todos sus candidatos a las primarias sufren de pérdida de credibilidad. Desde el ‘no es no, pero sí y ahora reconozco que me equivoqué’ de Patxi López hasta el ‘nos tuvimos que abstener por el bien de España dando el Gobierno al PP que ahora criticamos’ de Susana Díaz. Pero Pedro Sánchez no se salva. De hecho, ha sido víctima de sus propias palabras, cambiando varias veces de opinión respecto a Podemos. Basta con recordar cómo criticó con dureza la moción de censura que ha presentado la formación morada pero, después, dijo en el debate de primarias que pediría a Rajoy que se fuera si él ganaba.

Una vez más, el PSOE sufrirá, a raíz de las primarias del domingo, la consecuencia de su último asalto: no presentar a ningún candidato con la credibilidad suficiente como para recuperar la de su partido.

Solo cabría esperar a que este increíble PSOE deje de serlo. Pero mientras el partido socialista siga este rumbo, solo nos quedara esperar al último asalto del PSOE, a la caída del Titanic que solo se evitaría con un cambio de rumbo a tiempo.

One thought

Deja un comentario